Las asociaciones de vecinos de Canido y Ferrol Vello estuvieron años a la espera de locales adecuados para el desarrollo de sus respectivos programas de actividades. La paciencia llegó al límite en alguna ocasión y se llegó a evidenciar como protesta pública, como la concentración desarrollada en noviembre del 2015 por la entidad vecinal de Ferrol Vello para reclamar al Concello la entrega de las llaves de su local. Pese a ello, las renovadas instalaciones no abrieron sus puertas hasta septiembre del año pasado y lo hicieron con importantes carencias, como la falta de un ascensor que no llegó a estar operativo hasta hace unos meses.

https://www.lavozdegalicia.es/noticia/ferrol/ferrol/2017/08/13/centros-civicos-ferrol-vello-canido-ralenti-falta-servicios/0003_201708F13C3995.htm